Octubre, 18

El gozo de Jesús en el matrimonio

Devocional por John Piper

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria. (Efesios 5:25?27)

La razón por la que hay tanta desgracia en el matrimonio no es que los esposos y esposas buscan su propio placer, sino que no lo buscan en el placer de su cónyuge. El mandamiento bíblico para los esposos y esposas es buscar su propio gozo en el gozo de su cónyuge.

Difícilmente haya un pasaje más hedonista en la Biblia que Efesios 5:25?30, el cual habla del matrimonio. Se les dice a los maridos que deben amar a sus esposas así como Cristo amó a la iglesia.

¿Cómo amó Cristo a la iglesia?: «se dio a sí mismo por ella». ¿Para qué?: «para santificarla, habiéndola purificado». Pero ¿para qué quiso santificarla?: «a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria».

¡Esa es la respuesta! «Por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz» (Hebreos 12:2). ¿Qué gozo? El gozo de la unión con su esposa, la iglesia.

Jesús no quiere una iglesia corrompida e impía. Por eso es que estuvo dispuesto a morir para santificar y purificar a su prometida y así poder presentársela a sí mismo como una esposa «en toda su gloria». Obtuvo el deseo de su corazón al entregarse a sí mismo por el bien de su esposa.


Devocional tomado del libro Deseando a Dios”, páginas 205-206

Suscríbete a Soldados de Jesucristo

* Al llenar este formulario usted se está subscribiendo para recibir boletines semanales de SDJ, devocionales diarios, noticias de eventos, e información de este ministerio y otros ministerios afiliados.

Todos los derechos reservados ©2017 Soldados de Jesucristo y DesiringGod.org

SJ Series Icon Ver más devocionales